CAMAGÜEY.-(ACN) Trabajadores del sector de la gastronomía no estatal calificaron de muy positivo un reciente encuentro con representantes del Gobierno y de diferentes organismos, para informarlos sobre acciones que se realizan para el ordenamiento y la legalidad en esa esfera.

El intercambio giró alrededor de las principales irregularidades detectadas en el ejercicio del trabajo por cuenta propia y de las dificultades para su desarrollo y estuvo encabezado por Yolexis Ramírez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Camagüey, y por Jesús Polo Vázquez, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial.

La presencia de trabajadores no contratados en los establecimientos, los incumplimientos con la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), las ilegalidades constructivas, y la comercialización de mercancía no autorizada, destacan entre las violaciones detectadas.

El tema de la disciplina fiscal fue también abordado pues según explicó Leticia Palenzuela, directora de la ONAT en la provincia, muchos titulares no están afiliados al régimen especial de Seguridad Social, y algunos también incumplen con el pago del tributo del 10 por ciento sobre los servicios.

Aclaró que aunque por ley ese organismo no solicite la justificación del 100 por ciento de los gastos de la actividad, eso no significa que lo no declarado ante la ONAT pueda ser adquirido ilegalmente, y manifestó que en todas las direcciones municipales de esa entidad se puede acceder a la legislación tributaria.

Por su parte, y aunque reconocieron que no existía ninguna excusa para violar la ley, los titulares de varios de los 33 restaurantes inscritos en esta ciudad, expusieron ante las autoridades las principales trabas que frenan el desarrollo de esa actividad, algunas relacionadas con esas irregularidades.

Sobre el acceso a la mercancía, Lisbel Tena, propietaria del restaurante El Paso, que presta servicios a las agencias de viajes del Ministerio de Turismo, comentó la preocupación de que aunque ya las empresas estatales pueden vender a los cuentapropistas a precios minoristas, solo la Empresa Pesquera Industrial del Sur está estableciendo contratos.

Al respecto, Polo Vázquez especificó que las entidades están autorizadas a proveer esos servicios cuando cumplan su encargo estatal, por tanto refirió que se iba a tocar ese tema con los directivos que cumplieran los requisitos para ampliar el alcance de la disposición, alternativa ante la ausencia del tan demandado mercado mayorista.

Funcionarios de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social insistieron en la necesidad de que los titulares contraten legalmente a sus empleados, para no violar el Código de Trabajo, y el Instituto de Planificación Física comunicó que se realizará un levantamiento para detectar y eliminar violaciones en materia de urbanismo.

Otros temas fueron las regulaciones higiénico-sanitarias y ambientales, el consumo de agua y electricidad, el derecho de los trabajadores no estatales a solicitar y recibir comprobantes de todas sus compras, la capacitación, y la carencia hasta ahora de una instancia efectiva para manifestar y encontrar respuesta a sus inquietudes.

Al cierre del encuentro, Yolexis Ramírez, presidente del Gobierno municipal, manifestó la importancia del sector para la localidad, donde dan respuesta a la escasez de capacidad extrahotelera instalada para atender la creciente demanda del turismo en la urbe.

Reuniones similares se desarrollarán en toda la provincia, donde hay registrados 67 restaurantes privados, dos cooperativas gastronómicas y otras entidades estatales arrendadas por particulares.