CAMAGÜEY.- (ACN) Con el propósito de crecer un 10 por ciento en la elaboración de azúcar en relación con la anterior molienda, la provincia de Camagüey prepara la próxima zafra con una rigurosa atención en las reparaciones, a fin de evitar posibles paradas.

Estas faenas registran una situación favorable en su avance en los seis centrales previstos para intervenir en la molienda, y ahora son beneficiadas con la entrada de diversos recursos encaminados a la modernización de la industria.

La intención del territorio es superar las 200 mil toneladas de crudos, producción que no logra el territorio desde inicios del actual milenio, dijo al respecto Lázaro Hernández, director de la Empresa Azucarera Camagüey a la emisora local Radio Cadena Agramonte.

Para lograrlo emprenderán operaciones seis de los siete ingenios radicados en la región, uno más que en la anterior zafra, pues en la cercana cosecha de la caña se reincorporará para fines de enero la industria Panamá, luego de casi un decenio paralizada.

Solo quedaría por sumarse a la molienda el central Ignacio Agramonte, aunque interviene con buenos resultados en la elaboración de refino con el aporte de crudos de varias fábricas de la provincia.

El territorio recibió en las últimas horas combinadas CASE de mayor rendimiento que las KTP, las cuales sesuman al parque de estos equipos de corte, al igual que un grupo de camiones nuevos con capacidad para 60 toneladas.

Estos medios de carga servirán en el tiro de la caña en los ingenios Batalla de Las Guásimas,Panamá, Argentina y Carlos Manuel de Céspedes, recurso que presentó problemas en la zafra anterior y ocasionó paradas en la industria.

Las seis plantas deben comenzar a operar en diciembre, pero fuentes de la Empresa Azucarera han anunciado la posibilidad de adelantar para fines de este mes la molida en el ingenio Siboney, el de menor capacidad de procesamiento de caña de Camagüey, pero el más estable en su funcionamiento y eficiencia en los últimos años.

En el caso de la materia prima, cinco de las industrias operarán con campos abastecedores propios, excepto la fábrica Argentina que seguirá recibiendo el suministro desde el “Ignacio Agramonte.”

El “Panamá”, sometido a un programa de mejoras y arreglos de relevancia, para asegurar su rehabilitación completa, está previsto que arranque en enero el proceso de fabricación de azúcar.

Cuba aspira a incrementar en esta zafra el resultado de la pasada molienda, muy castigada por el comportamiento climático y también por baja eficiencia.

Actualmente el precio del crudo está por encima de los 21 centavos de dólar la libra en la Bolsa de Nueva York, según datos de internet.