CAMAGÜEY.- Los trabajadores del periódico Adelante, como parte del pueblo cubano, sumaron también sus voces para condenar el bloqueo económico, comercial y financiero, que hace 55 años causa cuantiosos daños a un pueblo cuya único delito fue el de elegir su destino.

Además de la condena a la política de asfixia económica, los más jóvenes del centro explicaron el carácter limitado de las medidas adoptadas por el presidente Obama, aunque reconocieron los pasos de avance.

También denunciaron, a nombre de todo el colectivo, el marcado carácter injerencista de la Directiva Presidencial de Política del presidente Obama, titulada "Normalización entre Estados Unidos y Cuba". El documento que salió a la luz pública el pasado 14 de octubre no esconde sus pretensiones de promover un llamado “cambio de régimen en el país”, argumentaron.

Daicar Saladrigas González, directora de Adelante, realizó un llamado a los profesionales de la prensa escrita a generar contenidos en las redes sociales que ilustren lo dañino de la genocida política. “El miércoles acompañaremos, desde internet la votación de la Asamblea General de las Naciones Unidas al proyecto de resolución presentado por Cuba que se aprobará, estamos seguros, con el respaldo mayoritario de la comunidad internacional”, enfatizó.