CAMAGÜEY.- El Banco Popular de Ahorro (BPA) expande sus servicios y cuenta hoy con 2,4 millones de clientes, diseminados por sus 230 sucursales y más de 200 cajas de ahorro en el país.

Joaquín Alonso Vázquez, vicepresidente nacional del BPA, afirmó que con independencia de los 1 108 cubículos de caja, la institución dispone, además, de 196 cajeros automáticos con una proyección de ir creciendo más lento en esta etapa directamente por déficit de marco financiero.

Tal soporte tecnológico favorece que la persona directamente realice sus operaciones mediante tarjetas magnéticas que sobrepasan las 620 mil y con un discreto incremento para nuevas incorporaciones de jubilados.

Hoy por hoy cada sucursal en el país cuenta con dos cajeros con un valor de 15 000 dólares cada uno.

Esa firma financiera asimila en el país el pago de 22 000 000 de pesos a unos 516 mil pensionados y el cobro mensual de 30 000 000 a 539 mil contribuyentes.