CAMAGÜEY.- Los economistas camagüeyanos, integrantes del Comité Provincial de la Asociación de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), dedicaron una sesión de trabajo para analizar los documentos aprobados por el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Esta instancia decidió someter a la consideración de las organizaciones de bases políticas, sindicales y sociales los postulados: Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista” y el “Plan de desarrollo económico y social hasta el 2030, propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos”.

El propósito de estos análisis, en marcha desde hace varias semanas en el país, es buscar criterios de cuantas personas o colectivos puedan aportar sugerencias para el robustecimiento de las propuestas que abordará a fines de año un nuevo pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Durante los debates se produjeron interesantes intervenciones, todas dirigidas a fortalecer la economía para hacerla sostenible y sustentable en la búsqueda del desarrollo del país y del bienestar del pueblo.

Uno de los miembros del pleno razonó la pertinencia de aplicar correctamente las interpretaciones de la política con la finalidad de atenuar las tendencias sectorialistas de dirigir la economía a escala municipal, en la que se concretan los encadenamientos productivos.

Definir con más claridad cómo llevar adelante el sistema de gestión municipal fue otra de las propuestas del encuentro, mientras se hizo un alto en lo concerniente a las formas de propiedad, aclarándose la necesidad de que la concentración a la que se hace referencia en el numeral 104 sea especificada en el ámbito de la modalidad privada.

Dentro de los enfoques tratados hubo uno que dejó claro, que mientras haya una economía con transparencia y trazabilidad que permita justificar de donde salen los ingresos, no debe llamar a preocupación por el rigor de los controles fiscales que se establecen en la Ley 113 de la Administración Tributaria.

A lo anterior se sumó la importancia de cómo mover a los gestores para impulsar el desarrollo, siempre que las ganancias sean de una manera honrada, con espíritu emprendedor y un trabajo organizado y no por una economía sumergida.