CAMAGÜEY.- A casi 9 millones de pesos asciende el presupuesto aprobado para las reparaciones y el mantenimiento de centros docentes en la provincia, a la cual solo se le destinó cerca de 6 millones a principios de año.

A pesar del aumento de las finanzas, logradas a través de la gestión de los órganos municipales del Poder Popular, el monto del año en curso se queda por debajo en 4 millones de pesos en comparación con lo asignado en el 2015.

Las razones de tal incremento se debe a roturas no previstas en escuelas ubicadas en edificios de valor patrimonial como la primaria José Luis Tassende, explicó Mercedes Escuredo Olazábal, directora provincial de Educación.

Mercedes también destacó la reparación de escuelas en comunidades como La Virginia y Hatuey, pertenecientes a los municipios de Santa Cruz del Sur y Guáimaro, respectivamente, que responden a planteamientos de los moradores, no resueltos durante los últimos 15 años.

“Hemos tenido retrasos en las 67 obras en reparación, sobre todo, por causa de la inestabilidad en la fuerza de trabajo, por eso hemos terminado 35. Las restantes deben concluirse antes del inicio de curso”, afirmó Mercedes Escuredo.

La política de la dirección provincial de Educación en Camagüey en cuanto a reparaciones y mantenimientos es repartir los recursos de modo que se avance algo en todos los centros, y no concentrarlos en algunos tan exigentes como el preuniversitario Inés Luaces, ubicado en la capital provincial. Este pre, debido a su tamaño, ha consumido unos 3 millones durante los tres años a los que ya llegan sus inconclusos arreglos.