SANTA CRUZ DEL SUR, CAMAGÜEY.- (ACN) Con un índice de eficiencia en el empleo del alimento superior a la media en Cuba, los camaronicultores de este municipio, sostienen este año un plan de obtención de mil 270 toneladas del marisco para la exportación y el turismo.

Miguel Manso Díaz, jefe del área de Producción de la unidad empresarial de base (UEB) Cultisur, de la Empresa para el Cultivo del Camarón, explicó que actualmente logran un kilogramo de camarón con 1,77 kilogramos de pienso, por debajo de los 1,9 establecidos en el país.

Conocido como factor de conversión, ese índice evidencia una mayor eficacia en el empleo del alimento en la camaronicultora camagüeyana, y un ahorro considerable por concepto de sustitución de importaciones, calculado en el 2015 en unos 209 mil pesos cubanos convertibles.

Entre mil 60 y mil 100 dólares oscila el precio de la tonelada de ese pienso en el mercado internacional, y según explicó Manso, ese factor de conversión, único entre las UEB camaroneras del país, se logró gracias al perfeccionamiento en el manejo de la especie, a la estabilidad del suministro y a su alta calidad.

Con respecto al plan de cultivo de este año, aclaró que esa es la cifra pactada, pero que pretenden superar las mil 360 del calendario anterior, con la cual alcanzaron un récord absoluto en el país, sin precedentes desde los años 80 del siglo XX, cuando comenzó el cultivo del camarón en la Isla.

Cultisur posee 723 hectáreas de espejos de agua para la cría intensiva del camarón, pero actualmente solo se explotan 653 por el mal estado de algunos estanques y viales, aunque cada año se destinan recursos para la recuperación de la infraestructura que permita elevar los potenciales productivos. 

En Cuba, donde además hay otras cuatro camaronicultoras y dos criaderos de larvas, la unidad camagüeyana es la de mayores resultados en la obtención del camarón.