CAMAGÜEY.- (AIN) El Centro Meteorológico de Camagüey (CMC), el segundo más importante de Cuba, arribó a su aniversario 50 con logros tales como mantener en explotación al radar de mayor nivel tecnológico de los existentes en la esfera científica en el país.

A diferencia de los demás, ese medio de teledetección tiene el denominado doppler, el cual permite mediciones destinadas, entre otros objetivos, a la detección de la tormentas severas.

El dopler fue instalado mediante innovación tecnológica aportada por especialistas del Centro Nacional de Radares, adscrito al CMC, quienes lo adicionarán también a otros seis equipos en la Isla.

Dositeo García, director del CMC, añadió que la institución inserta en sus líneas de investigación las relaciones de los aerosoles estratosféricos con el impacto de las radiaciones solares en la tierra, y experimentos de lluvia provocada, como una de las vías para atenuar la sequía.

También figuran pesquisas dirigidas a la adaptación al cambio climático, y con repercusiones fundamentales en áreas como la producción de alimentos y la salud.

Los servicios especializados abarcan, entre otras vertientes, las informaciones de agrometeorología a la agricultura y a la pesca.