Camagüey.- “Durante 2015 en todo el país doce empresas de nuestro sector pagaron salarios sin tener respaldo productivo; este año estamos un poco mejor, el número ha bajado a siete, pero lo peor es que ahora mismo 33 entidades de la Industria Alimentaria y la Pesca les pagan a sus trabajadores menos de lo que pudieran. Hechos como esos son –en primer lugar– responsabilidad del sindicato”.

La industria alimentaria de Camagüey es una de las más importantes del país.La industria alimentaria de Camagüey es una de las más importantes del país.Premisas como la anterior, planteada por Pedro Manuel Díaz Jover, secretario nacional del gremio, signaron la Primera Conferencia Provincial de los alimentarios y pesqueros camagüeyanos, quienes este viernes desarrollaron su encuentro plenario en la capital camagüeyana.

La sesión culminó un amplio proceso de consultas que recogió pareceres entre los casi 12 mil afiliados con que cuenta el sector en el territorio, decisivo en varias de sus principales actividades productivas.

Camagüey contribuye con más de una cuarta parte de la leche, un tercio de la carne procesada y un 40% de la cerveza que se acopian nacionalmente, además de asumir responsabilidades significativas en ramas como la pesca y la industria confitera.

Todo ello pese a emplear una base tecnológica deteriorada en su mayor parte y sufrir carencias de materias primas y otros recursos. Ambas problemáticas son superadas con el protagonismo de las secciones sindicales, resaltó Eliécer Sánchez, delegado por el combinado lácteo de la ciudad de Nuevitas.

Luego de atravesar una compleja situación financiera, que por años lo llevó a planificar pérdidas, durante el calendario precedente ese centro logró ganancias cercanas a los 900 mil pesos, triplicó el salario promedio de sus trabajadores y puso en funcionamiento una fábrica de helado con la que abastece a varios municipios de la zona norte de la provincia. “Si dijéramos que los avances han sido posibles gracias a la entrada de recursos estaríamos planteando solo una parte de la verdad”, apuntó Sánchez. “Lo cierto es que en todo lo que hemos hecho y los planes que tenemos se basan en el compromiso de nuestro colectivo laboral.

El enfrentamiento a las ilegalidades y el delito fue otro de los tópicos que centró los debates, sobre todo a partir de casos concretos ocurridos en entidades como el combinado cárnico de la capital provincial, donde se implementan mejores sistemas de control y se busca concientizar a todos los implicados directamente en los procesos fabriles.

“Podemos emplear los mejores equipos, o todos los mecanismos institucionales, pero no lograremos nada si el obrero no siente la fábrica como suya”, consideró Aurelio Fumero Sosa, miembro del Buró Provincial del Partido. “Para que suceda, tiene que sentirse partícipe de cuanta decisión se tome. No puede darse el caso de que el sindicato sea el último en implicarse en la discusión del presupuesto o que se tomen decisiones fundamentales y no se le consulte. Estamos hablando de un espacio que le corresponde y que los cuadros sindicales deben defender”.

Al concluir el cónclave se anunció la reelección de María Espinosa Molina como máxima representante de los trabajadores alimentarios y pesqueros en la provincia, y fue conformada la delegación camagueyana a la conferencia nacional del ramo. La misma cuenta con trece miembros, tres de los cuales son delegados directos.

{flike} {plusone} {ttweet}