Camagüey.- El cuidado y la conservación del medio ambiente no es posible verlo divorciado de la gestión contable y económica por el impacto que tiene en la preservación de la sociedad y en el perfeccionamiento del nuevo modelo económico cubano.

Lo anterior quedó evidenciado durante la celebración este viernes del primer taller regional de economía medio ambiental, convocado por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (ANEC), para el intercambio y la generalización de experiencias en el ámbito de la academia y en la práctica de las empresas.

El primer panel matutino estuvo dedicado a la economía y medio ambiente y el segundo, en la sesión de la tarde, también en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, abordó el tema desde la perspectiva contable.

El Doctor en Ciencias de Segundo Grado, Arístides Pelegrín Mesa, en la conferencia magistral, destacó los aportes de Cuba en América Latina en materia de cálculo de ingresos y gastos de medio ambiente, en normativas contables y en la evaluación de recursos naturales y ambientales.

En su valoración del foro, la presidenta nacional de la sociedad y profesora de la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de La Habana, Doctora en Ciencias Marlene Cañizares Roy, consideró que los trabajos tuvieron una alta calidad y puso de manifiesto la inquietud de que las normas que se proponen no queden engavetadas.

Ella subrayó que a diferencia de otras naciones el gobierno cubano muestra interés y se ocupa por el cuidado y la conservación del medio ambiente, a través de regulaciones jurídicas aprobadas por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Según Cañizares Roy , Camagüey sustenta un serio trabajo en este sentido y que los resultados del encuentro se generalizarán al resto del país.
Asistieron al taller delegados de Pinar del Río, La Habana, Santiago de Cuba, Guantánamo, de la provincia sede y estudiantes de la carrera de turismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte.


{flike} {plusone} {ttweet}