Localidades de difícil acceso se beneficiarán con la visita de los estudiantes y docentes, quienes viajan hasta esos parajes con cinco sillones móviles para favorecer la prevención y atención bucal, en lugares donde para los habitantes es complejo acceder, por la lejanía, a esos servicios a través de la atención primaria.

En conversación con la AIN, Leonel Rabí Pérez, uno de los coordinadores de la iniciativa, explicó que los alumnos a partir de tercer año se encargan de la asistencia, mientras que los de primero y segundo asumen las charlas educativas y preventivas para propiciar una correcta salud bucal.

Bajo la supervisión de los profesores, los jóvenes realizan exodoncias o extracciones de piezas dentales, tartrectomías o limpiezas, y obturaciones para la eliminación de caries, y también imparten conocimientos sobre el correcto cepillado y el autoexamen bucal.
En una reciente salida del proyecto en la cabecera provincial, vecinos como Ena Cabrales y Tayde Linares elogiaron la profesionalidad de los estudiantes, y abogaron por más visitas a su comunidad.

Sobre todo a personas de la tercera edad les ahorra el traslado hacia el policlínico, a veces lejano de sus hogares, comentaron las beneficiadas.

Con siete años de creado, Sonríe con salud ha realizado cerca de 40 intervenciones comunitarias, y tratan como promedio a alrededor de 100 pacientes por día, con lo cual en el curso 2013-2014 superaron las dos mil consultas, según la web de Radio Santa Cruz.

{flike} {plusone} {ttweet}