La instalación, con todas las condiciones de climatización para el confort de las operadoras, utiliza tecnología de punta de sistemas de telecomunicaciones e informáticos, basado para su operatividad del software Elastix, capaz de asumir la función de teléfono desde la misma computadora.

El centro funcionará las 24 horas diarias y servirá para orientar a los clientes e informarlos sobre los procedimientos de la empresa y captar el reporte de interrupción del servicio eléctrico, de ser necesario, por disparos de transformadores, faltas de fase, falso contacto, alambres en el suelo, falta de servicio y afectaciones en las redes.

La información de la empresa subraya que asimilarán las solicitudes de pérdida de tensión, poste en mal estado, breaker defectuoso, corto circuito, problemas de voltaje y de alumbrado público en correspondencia  con la política de la entidad, que por el momento no es ampliar ese servicio sino darle vitalidad a los existentes.

El objetivo final es beneficiar además de Camagüey, a las provincias de Ciego de Ávila, Las Tunas y Holguín, pues de originarse congestiones en esos territorios las llamadas de emergencia entrarán al centro camagüeyano y viceversa, en condiciones excepcionales como eventos meteorológicos.

El nuevo número es 18888 y se espera que el promedio diario de llamadas esté en el entorno de 400 a 500.

{flike} {plusone} {ttweet}