Dijo que los equipos comercializados en el 2015 estuvieron diseñados para plantaciones agrícolas de una hectárea, en cambio, las solicitudes, suscritas para el presente calendario por el Ministerio de la Agricultura, prevé modelos para el proyecto de cuatro hectáreas.

El número de máquinas contratadas asciende a 1 851 en el 2016, de las que en el primer trimestre se han procesado 700 con la variable, como las restantes, de que su factura final se complementa en la industria, conocida como Rufino, de Guanabacoa, en la capital cubana, donde se producen las tuberías y aspersores para su comercialización.

La industria local está diseñada para producir electrobombas horizontal y sumergible, así como motobombas, añadió la fuente, la que aclaró que el modelo responde a las solicitudes del cliente, representado por el Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura (GELMA) luego de estudiar los especialistas del sector las características y complejidades de los suelos.

Un elemento a favor de la garantía de esta producción es que los aseguramientos están contratados, cuentan con su carta de crédito y con fecha de arribo a Cuba.

Al programa anterior se unen 800 motobombas destinadas al el desarrollo tabacalero del país y 200 electrobombas horizontales también para el Ministerio de la Agricultura.

La fábrica Alejandro Arías, con una plantilla de 150 trabajadores, se adecua a las nuevas exigencias de la cultura industrial, mejora sus condiciones socioambientales y desarrolló un profundo programa de mejoramiento del horno y zarandas y de otros elementos de la fundición, donde se obtiene la materia prima que asegura el flujo productivo.

{flike} {plusone} {ttweet}