Para continuar en avance y cumplir con las políticas de bajar los precios e incrementar la producción, la UBPC Celia Sánchez, de ese municipio, emprendió un proyecto que se centra en recuperar unas 45 hectáreas dedicadas antes al ganado para sembrar cultivos varios, entre los que ya toman fuerza la yuca, la malanga, el plátano, el boniato y los cultivos semiprotegidos.

Otras cuatro zonas tributan también a la iniciativa, que ambiciona tener en producción para el primer semestre del calendario en curso unas 204 hectárea de tierra. Las voluntad de conseguir buenos resultados motivó a la Empresa Agropecuaria Florida a multiplicar la contratación de 2 000 toneladas anuales, como era norma, a más de 8 000 para el 2015, lo que según su director, Osmany Rodríguez Reyes, “es un reto grandísimo porque el salto es muy brusco, pero estamos convencidos que el pueblo lo necesita”.

Al esfuerzo de la agricultura se han sumado las organizaciones políticas y de masa del territorio para la concreción del proyecto, que también incluye la recuperación de la comunidad que tributa la fuerza de trabajo necesaria para la explotación, además, de las tierras aledañas.

El tema de los precios de los productos agropecuarios ha generado variadas opiniones en los últimos tiempos, y entre ellas es común escuchar que eso no hay quien lo arregle. En reciente visita al municipio de Florida, Adelante constató en una de sus placitas una variada oferta con valores en correspondencia a los publicados en estas páginas en edición anterior, y la aceptación del pueblo.

Para continuar en avance y cumplir con las políticas de bajar los precios e incrementar la producción, la UBPC Celia Sánchez, de ese municipio, emprendió un proyecto que se centra en recuperar unas 45 hectáreas dedicadas antes al ganado para sembrar cultivos varios, entre los que ya toman fuerza la yuca, la malanga, el plátano, el boniato y los cultivos semiprotegidos.

Otras cuatro zonas tributan también a la iniciativa, que ambiciona tener en producción para el primer semestre del calendario en curso unas 204 hectárea de tierra. Las voluntad de conseguir buenos resultados motivó a la Empresa Agropecuaria Florida a multiplicar la contratación de 2 000 toneladas anuales, como era norma, a más de 8 000 para el 2015, lo que según su director, Osmany Rodríguez Reyes, “es un reto grandísimo porque el salto es muy brusco, pero estamos convencidos que el pueblo lo necesita”.

Al esfuerzo de la agricultura se han sumado las organizaciones políticas y de masa del territorio para la concreción del proyecto, que también incluye la recuperación de la comunidad que tributa la fuerza de trabajo necesaria para la explotación, además, de las tierras aledañas.

{flike} {plusone} {ttweet}