En el período enero-febrero, la Empresa Avícola Camagüey comercializó unos 22 millones de unidades y en el actual marzo prevé sumar alrededor de 11 millones, informó Roberto Barreiro, del grupo de dirección de la entidad.

Por lo pronto, y de acuerdo con las posibilidades de alimentación del rebaño y sus favorables condiciones de salud, se espera que esta gestión siga con resultados positivos hasta mediados de año.

En los últimos meses Camagüey realiza envíos a La Habana, en correspondencia con el balance nacional de este renglón de la alimentación humana.

Aparte de asegurar la distribución normada mensual de cinco huevos por persona a precio fuertemente subsidiado y el suministro a hospitales, escuelas de becados, comedores obreros y círculos infantiles, la avicultura destina una parte importante para la gastronomía y la venta liberada y para la industria conservera y la repostería.

Camagüey prevé producir en el año 121 millones de unidades, nivel de gestión en correspondencia con el rebaño, su manejo y las instalaciones.

En 2015 el resultado de la empresa fue de 122 millones de 135 millones fijados en el plan, pero interrupciones frecuentes con el abastecimiento de pienso, fundamentalmente, llevaron al considerable incumplimiento.

{flike} {plusone} {ttweet}