Con el grueso de la pesca destinada ahora a abastecer hoteles en Cuba, los trabajadores de la entidad esperan lograr en 2016  mil 300 toneladas, lo cual mantendría el crecimiento que tienen en los últimos tiempos.

Raúl Bello Seda, encargado de la comercialización del camarón de cultivo, informó que la situación se presenta favorable para asegurar el suministro a instalaciones nacionales en la actual temporada alta del turismo.

Después las capturas se dirigirán a los mercados foráneos tradicionales, como España, Francia, Italia y Corea del Sur.

En 2015 el centro alcanzó mil 274 toneladas, a fuerza de conseguir una mejoría notable en la explotación de los estanques de ceba.

El cultivo intensivo del camarón, de la especie litopenaeus vannamei, se realiza en Santa Cruz del Sur en 133 reservorios, los cuales cubren más de 700 hectáreas.

Esta práctica comenzó en la sureña localidad en los años 80 del pasado siglo, y también se desarrolla en zonas de la costa sur de las provincias de Sancti Spíritus, Las Tunas y Granma, y en la norte de Holguín.

La producción de la cría intensiva del camarón se destina casi totalmente al ingreso de divisas al país, y en la exportación se paga a cinco mil 600 dólares la tonelada, según fuentes de internet.   

{flike} {plusone} {ttweet}