‟Tenemos la misión de minimizar las insatisfacciones de nuestros clientes”, expresó Niurca González directora de dicha institución, al analizar el comportamiento de las ventas de gas licuado liberado. ‟Diseñamos distintas maniobras pero nunca pensamos que las ventas ascendieran de tal modo. Ha sido toda una explosión”, comentó.

A finales del 2014 la Empresa solo tenía contratados 18390 clientes y con la nueva forma de venta hasta el cierre del pasado año se incrementaron los contratos en 51190 núcleos familiares. Con este aumento en los servicios la Empresa Comercializadora de Combustible ha ingresado 36 millones de pesos, de los que el 75 por ciento va directamente a la economía del país.

La infraestructura para ofrecer el servicio de venta de gas licuado de forma liberada está garantizada pues los cilindros en los que embazan el producto son fabricados en nuestro país y los reguladores de los mismos son importados con estabilidad.

El comportamiento de las ventas en el municipio cabecera ha provocado que los diez puntos destinados a la comercialización de gas licuado sean realmente insuficientes, por lo que dentro de las nuevas proyecciones del colectivo está la creación de cinco nuevos locales para brindar un mejor servicio.

Además de vender el gas licuado a la población del municipio de Camagüey la empresa presta el servicio de llenado de los cilindros a las provincias Ciego de Ávila y Las Tunas.

En su quehacer diario el colectivo de la Empresa Comercializadora de Combustibles de Camagüey prioriza también el cuidado del Medio Ambiente y vela por garantizar la calidad de sus productos, cuestión por la que mereció en el 2015 el Galardón de Plata del Premio Iberoamericano en la excelencia de la Gestión de la Calidad.


{flike} {plusone} {ttweet}