En Camagüey, como en toda Cuba, esta fecha devenida Jornada hasta el 19 del propio mes, acogió la afirmación como suya, y así promover la posibilidad de una mejor calidad de vida o cura de la enfermedad, dentro del Programa Nacional de Lucha contra esa dolencia, muchas veces poco entendida, y en otras, vista como irremediable sinónimo de muerte.

Esa afección es un problema de salud a nivel de país y de provincia, en correspondencia con lo sucedido en el mundo y se asegura una cifra espeluznante de personas que morirán en el 2030 por esta causa.

En el último informe anual de la OMS declaran que durante el 2015 fallecieron 7 millones 108 769 personas debido a esta enfermedad, con una tasa mundial ajustada de 132 por cada 100 000 habitantes y para Cuba de 129 por cada 100 000, con una ubicación en el lugar 103 entre los 192 países reportados en el informe.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el Doctor en Ciencias Médicas Mario Mendoza del Pino, oncólogo jefe del Programa que encierra esa especialidad en la provincia de Camagüey, en el año recién finalizado esta fue la primera causa de muerte en Cuba, al igual que en este territorio, con 102 fallecidos más por ese motivo en los primeros nueve meses del 2015, al ser comparados con igual etapa del año precedente. Quiere decir que el 25 por ciento de las defunciones aquí se deben a diversos tipos de cánceres, o sea, cada cinco horas y siete minutos muere un camagüeyano por esa razón, con predominio en el sexo masculino.

El especialista se refirió a la necesidad de afianzar las pesquisas en la Atención Primaria de Salud, sobre todo mediante el PSA, en próstata; sangre oculta, en colon; y citología orgánica, en el cérvico uterino; en los dos primeros mencionados con cifras muy bajas, mientras se cuenta con todo el personal y los reactivos para, al menos, alertar ante una anomalía, aunque no siempre esté acompañada de la certeza de la enfermedad, como sucede con PSA.

El país ocupa el escaño 15 en las Américas y el sexto en el Caribe, precedida por Bolivia, Granada, Perú, Uruguay, Jamaica, Antigua y Barbuda, Argentina, Paraguay, Honduras, Canadá, Chile, Barbados, Estados Unidos y República Dominicana, en este orden.

Evidentemente, y así lo dejó claro el Profesor Mendoza, se impone una mejor promoción y educación de Salud, con acciones reforzadas en aras de enfrentar los cambios demográficos y la exposición a los factores de riesgo que aumentan de manera preocupante.

Si el cáncer está relacionado en no pocas ocasiones con el aumento de la edad de las personas, es un tópico esencial a tenerse en cuenta en la población cubana, la que junto con Chile resulta la más envejecida de América, con una tendencia in crescendo, siempre bajo el precepto de que un tercio de los cánceres es prevenible, se infiere que los cambios en los estilos de vida son vitales para hacer de esto una realidad.

El doctor Mendoza del Pino coincide con el criterio de que hay una necesidad insoslayable en informar todo lo concerniente a cuáles son los factores de riesgo vinculados con diversos tipos de la dolencia, por supuesto, con énfasis marcado en los de mayor impacto en Cuba; también sobre los síntomas y signos de alarma y sus localizaciones; sin pasar por alto el llegar a convencer acerca de la importancia de acudir al médico precozmente ante cualquiera de estos.

Insistió, además, en que los seres humanos deben saber que el 30 por ciento de los cánceres se atribuye a la adicción de fumar o al mascado de tabaco, fundamentalmente a los de la boca, faringe, laringe, esófago, páncreas, riñón y la vejiga; y en que igual porcentaje se relaciona con la dieta; el consumo de alcohol constituye otro detonante; como lo son también la obesidad y la inactividad física, siempre con la máxima de las posibilidades de sobrevida al ser diagnosticado a tiempo.

Dicha Jornada finaliza con la Maratón por la Esperanza Terry Fox (1959-1981), en memoria de ese deportista canadiense, que fue activista a favor de la investigación contra esa enfermedad que enfrentó con apenas 18 años al amputársele su pierna derecha cuando le diagnosticaron un osteosarcoma (un tipo de cáncer de hueso).

El sitio de la Organización de Naciones Unidas recoge este llamado de Ban Ki-moon, su secretario general, y cito: “Debemos esforzarnos más para acabar con las múltiples tragedias que desata el cáncer. Alrededor de una tercera parte de todos los cánceres es prevenible, y otros tipos pueden curarse con el diagnóstico y el tratamiento tempranos. Incluso cuando el cáncer está en una etapa avanzada, los pacientes deben recibir cuidados paliativos”.

{flike} {plusone} {ttweet}