Con base en Santa Cruz del Sur y flotas filiales en Playa Florida y Nuevitas, la entidad venció el programa anual a inicios de noviembre, principalmente por el favorable comportamiento en las pesquerías de camarón, pepino de mar y especies de escama.

En el caso del camarón, uno de los principales renglones exportables de Cuba en esta rama productiva, EPISUR logró 220 toneladas, un registro que no alcanzaba desde hacía 10 años, según informó la versión digital de Radio Santa Cruz del Sur.

También sobresalió la captura de 130 toneladas de pepino de mar, una especie muy demandada por la gastronomía del este y sudeste asiático, donde se paga la tonelada a 27 mil dólares cuando es de alta calidad.

En otra línea importante de trabajo, la langosta en los últimos tiempos tiene una baja manifestación en los mares al sur de la provincia, achacado a la sobreexplotación y a los efectos del cambio climático y a las altas intensidad y frecuencia de fenómenos meteorológicos por el Mar Caribe, razones por lo cual no se llegó a lo esperado.

EPISUR realiza labores de reparación y mantenimiento en sus áreas de recepción y procesamiento industrial tras acometer inversiones en embarcaciones, como nuevos motores y mejoramiento de los herrajes, y en los sistemas eléctrico e hidráulico.

Las capturas de la entidad se destinan mayormente a la exportación, y las que no cumplen con las tallas exigidas por los compradores foráneos se comercializan frescas o procesadas a la población de Santa Cruz del Sur.

Para ello se cuenta con un centro elaborador de diferentes tipos de alimentos de origen marino y obtiene un amplio surtido como masa de croqueta, picadillo, pasta para bocaditos, estofado de raya, albóndiga y caldo para cocinar arroz, entre otros.

Las capturas empleadas como materia prima, por no cumplir las tallas pedidas por el mercado foráneo, son principalmente almeja, biajaiba, rabirrubia, caballerote, mojarra y chopa. 

{flike} {plusone} {ttweet}