De acuerdo con la Empresa Azucarera Camagüey, el territorio dejó de elaborar en la pasada zafra 18 mil 803 toneladas del dulce, en relación con la cifra reajustada a partir de un nivel de caña que se envió a ingenios de la vecina Ciego de Ávila, y fue la tercera temporada azucarera continua que la provincia incumplió el plan de producción del dulce

Por el azúcar que no se aportó a la economía, teniendo en cuenta los precios de ese momento en el mercado internacional, Cuba dejó de obtener por su exportación más de cinco millones 330 mil dólares.

En la ganadería, sello distintivo de Camagüey, la situación no ha sido favorable en el acopio de leche por la industria procesadora, encargada mayormente de distribuirla entre la población que la recibe normada y subsidiada.

El año debe terminar con unos 79 millones de litros del alimento vendidos por los productores a la empresa Lácteos Camagüey, el 93 por ciento de lo fijado en los contratos, y es a la vez un decrecimiento superior a los tres millones de litros.

Según adelantó la delegación territorial del Ministerio de la Agricultura (MINAG) la cantidad contratada para 2016 está por debajo de los 70 millones, o sea sigue la reducción, por lo cual se realiza una recontratación.

La situación de la ganadería fue tema muy debatido en la Asamblea Provincial del Partido Comunista de Cuba, celebrada a mediados de noviembre, encuentro que trazó líneas de trabajo para recuperar con celeridad el frente pecuario al considerar que existen reservas y potencialidad para elevar el control de la producción.

En la agricultura de los cultivos varios (viandera, hortícola, citrícola y de granos) los registros de 2015 no son favorables, pues de 168 mil 806 toneladas planificadas lo real hasta noviembre era de 141 mil 210, indicador que debe terminar el año con alrededor del 90 por ciento de lo esperado.

Las siembras también están por debajo de lo pronosticado, en buena medida por el déficit de agua para la irrigación, especialmente en el cultivo de arroz, lo cual predice que 2016 no será bueno para resultados mayores.

Si en lo productivo Camagüey está señalada por déficit en sus registros en importantes frentes, en lo social la realidad es otra.

En la salud descuella la disminución de la tasa de mortalidad infantil inferior a cuatro por mil nacidos vivos, cuando en 2014 lo terminó con 4,7, y la continuación del quehacer por recuperar instalaciones asistenciales.

Camagüey sobresalió en el país por los esfuerzos en la rehabilitación de escuelas, lo cual hizo que el actual curso empezara en mejores condiciones que otros precedentes, si bien se mantiene como punto rojo el déficit de maestros en la enseñanza media.

En la cultura Camagüey siguió brillando en la estela cubana, con el quehacer de agrupaciones de primer nivel como sus compañías de ballet clásico, danzas folclóricas, tradicionales y contemporáneas.

El turismo amplió sus potencialidades en la medio milenaria ciudad de Camagüey, a la vez que proyecta un futuro relevante que ya está en marcha en la cayería del norte del territorio.

Si bien en el béisbol la provincia siguió sin buenos resultados, sobresalieron la obtención del campeonato nacional de fútbol y del Torneo de Boxeo Playa Girón, este logrados por quinta vez consecutiva.

Un viejo anhelo de los camagüeyanos comenzó a materializarse en 2015 y es el fomento de un parque botánico, paso inicial para tener, con el paso de los años y de sistemático trabajo, un jardín botánico.

Los camagüeyanos conocen lo que les falta por hacer para mejorar los registros económicos y sociales, que redundarán en beneficios para su población en lo particular.

El año 2016 será, a no dudar, de mucho trabajo y de hacerlo bien.

 {flike} {plusone} {ttweet}