El acto cultural a la entrada de la instalación estuvo dispuesto lo más cercano posible al guion del 23 de diciembre de 1955, cuando su inauguración oficial, aunque desde 1945 ofrecía verbenas, conciertos y visitas dirigidas.

Ante máximas autoridades del Partido Comunista de Cuba , el gobierno e instituciones culturales del territorio, fue entregado de manera excepcional el Premio Mario Aquiles Betancourt a Loreto Arrieta Martín, por su labor de dirección, investigación y promoción del patrimonio desde la Casa Natal de El Mayor.

Varios trabajadores del Museo Provincial recibieron la Distinción 60 x 60, por su labor ininterrumpida en ese centro metodológico, que ha estimulado la investigación histórica con resultados sorprendentes, como se evidenció durante la tradicional sesión científica.

La celebración incluyó las aperturas de la muestra del mes y la exposición transitoria, alegóricas a la fundación en el otrora Cuartel de Caballería en el siglo XIX y Hotel Camagüey desde 1903.

Esa fortificación militar fue declarada Monumento Nacional en el 2014, aunque el Museo dispone de una sección; mientras que en la otra radica la Academia de las Artes Vicentina de la Torre.

Lidier Vázquez Zayas, director en funciones de la institución, aseguró a Adelante digital que atesoran cerca de 100 mil piezas, y que expertos en museología han considerado la existencia de tres museos en uno, por la dimensión de las colecciones de Artes Visuales, Historia Natural e Historia pura.

En 1941, en los actos por el centenario del natalicio de Ignacio Agramonte, héroe epónimo de Camagüey, los afiliados a la Asociación de Hijos y Nietos de Veteranos organizaron una comisión dirigida por Mario Aquiles Betancourt, a fin de exhibir reliquias históricas. Luego surgió el Comité Pro Museo, encabezado por Mariana (Marianita) Betancourt Garay e Ignacio Eduardo Agramonte, nieto de El Mayor; en 1943, el Patronato del Museo y Biblioteca Ignacio Agramonte y Loynaz; y el 23 de diciembre de 1944 lograron la sede actual.

Diferentes generaciones reconocen a Mario Aquiles Betancourt como la figura inspiradora, que comenzó de voluntario sin dejar su labor en los ferrocarriles. En el ´60 asumió la dirección del Museo hasta el ´73, un año antes de morir.

{flike} {plusone} {ttweet}