La MSc. Elda Cento Gómez, Premio Nacional de Historia este año y vicepresidenta de la Unión de Historiadores de Cuba, hizo un llamado a la juventud a reflexionar sobre las singularidades que le llevaron a este patriota a ocupar el lugar que ocupa, y entre ellas destacó su ejemplo, porque “en los momentos cruciales se puede ser valiente y honrado, pero ser ejemplo es la mayor virtud”.

Además, lo rememoró no solo como militar excepcional y jurídico de valía, sino como el hombre honesto, padre de familia a la que amó fervorosamente y sacrificó junto a él. Y sin dudas, también son esas las impresiones que tienen los que hoy disfrutan por lo que tanto luchó.

“Es un gran ejemplo, un héroe que quería la libertad de nuestra patria. Nosotras lo seguimos hoy cumpliendo nuestros deberes, haciendo las tareas, portándonos bien, respetando a nuestras maestros y los símbolos”, declararon a Adelante digital Amanda Fernández Lugo (a la izquierda) y María Carla Varona Carbonel, pioneras de sexto grado de la escuela José Luis Tassende.

“Hoy vive más que nunca -refirió Ania Redondo Agüero, profesora de la escuela militar Camilo Cienfuegos-, ayer le decía a mis estudiantes que una de sus últimas palabras a la tropa fue el llamado al trabajo como una divisa fundamental para soñar la patria a que se espira, ¿y qué más vigente que eso en estos días?”.

También Manuel Martínez Hernández, combatiente de la lucha contra bandidos, jubilado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias e internacionalista lo reconoció como “el alma de Camagüey, el hombre de vergüenza, el joven y abogado que se alzó junto a las camagüeyanos y los instó al combate. Nos dejó el espíritu para seguir en la lucha diaria en todos los frentes, no solo con el fusil, sino con inteligencia y disciplina para desarrollar la producción y el país”.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.adelante.cu/images/Agramonte:200:200:0:0

{flike} {plusone} {ttweet}