En el periodo alcanzaron  utilidades en  la realización de diseños gráficos,  audiovisuales y cursos de superación profesional, entre los principales ingresos.

Raúl Rodríguez Fernández presidente de los Comunicadores camagüeyanos aseguró en su informe de balance, que el gremio apoya  diversos proyectos culturales y comunitarios así como a  empresas estatales y  trabajadores por cuenta propia, con una estrecha vinculación a la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, institución con la que comparten una alianza  estratégica desde el 2001.

Algunos de sus asociados ratificaron el principio de seguir emprendiendo la Comunicación Social como un bien público al que todo ciudadano tiene derecho y la Asociación la disposición de llegar a todas las organizaciones y personas para enseñarles el estilo de una comunicación más entendible, atractiva y comprometida con la revolución.

Los más de cien miembros de esta institución no gubernamental se pronunciaron por impulsar, aun más, los planes de desarrollo que emprende la provincia,  haciendo visibles  los beneficios que ofrece la comunicación institucional en mejorar los servicios al pueblo, el orden, la disciplina social y los valores humanos.

Fundada en 1992, la filial de la ACCS en Camagüey se propone para el próximo año 2016 impartir  cursos de Marketing y Comunicación para  las empresas del territorio y la oferta de consultorías, auditorias de imagen, confección de manuales y estrategias corporativas que aseguren el perfeccionamiento de una empresa rentable y sostenible como lo demanda la política económica del país.

{flike} {plusone} {ttweet}