Con un acopio superior a los 105 millones, según la Empresa Avícola, el retraso es de tal magnitud en esta fecha que llevará a incumplir el programa de 2015, que asciende a 135 millones.

Roberto Barreiro, director de comercialización de la entidad, dijo que aunque el año ha transcurrido con muchas dificultades por problemas con el abastecimiento de pienso para las gallinas ponedoras, se logró asegurar los cinco huevos per cápita cada mes.  

También se cumplimentó el suministro a centros hospitalarios, escuelas con alumnos becados, comedores obreros y círculos infantiles y se realizaron envíos para la industria alimentaria, la repostería y la gastronomía.

La venta liberada es la que ha sentido el rigor del incumplimiento, pero mensualmente es posible situar en este mercado alrededor de cuatro millones de unidades, dos millones por debajo de lo habitual.

Barreiro pronosticó que el año debe terminar con unos 121 millones de huevos, producción que se estima será la de 2016 como plan.

El directivo consideró que ese nivel de acopio se corresponderá con las posibilidades instaladas en las granjas, el rebaño y el comportamiento del abastecimiento de pienso, de mantenida inestabilidad, lo cual se refleja de inmediato de forma adversa en las ponedoras.

En el informe a la Asamblea Provincial del Partido Comunista de Cuba, a mediados de este mes, se señaló que para satisfacer la demanda, la avicultura requerirá de inversiones que garanticen crecimiento en la producción, además, solucionar problemas técnicos con el reemplazo de las aves y cumplimiento de medidas de bioseguridad.

Cuba vende a precio subsidiado (15 centavos por unidad) cinco huevos per cápita cada mes a su población y liberado a 1.10 pesos. 

{flike} {plusone} {ttweet}