Los ancianos permanecen allí desde la mañana hasta la tarde, reciben la alimentación adecuada y una atención diferenciada de acuerdo con su padecimiento, en la que el personal de enfermería desempeña un importante papel.

En esta provincia se registran 24 casas de abuelos, o sea, en todos sus municipios y en algunos más de una, con igual característica de horario y atención, aunque estas reciben solo a personas aptas física y mentalmente.

Son 12 los hogares de ancianos, y uno, además, atendido por religiosos. En estos casos con la posibilidad de que los abuelitos son residentes, estas son sus casas de día y de noche, con la asistencia médica garantizada.

Pero no solo de números se trata. El mejoramiento estructural ha sido una constante en todos los casos, e incluso, cinco están en reparación. Las casas de abuelos fueron retocadas en su totalidad.

Las mejoras no quedan solo en el inmueble, sino que van más allá porque se han puesto recursos que hacen más grato el confort y la intención es aumentar las capacidades, tanto para las casas como los hogares de abuelos, según la información ofrecida por el doctor Jesús Regueira Naranjo, responsable del Programa de Atención al Adulto Mayor, a propósito de ser hoy el Día Internacional dedicado a quienes pasan de los 60 años de edad.

Camagüey es la octava provincia más envejecida del país, y los municipios con mayoría son: Guáimaro, Camagüey y Florida. La esperanza de vida al nacer es de 78,5 años; en las mujeres 78,45, y en los hombres, 76,52. Hay 142 796 personas de la tercera edad, unos 170 de estos son centenarios y uno de ellos con 114 años residente en el municipio de Minas.

{flike} {plusone} {ttweet}