El mayor Yosbel Miranda Infante dijo a los presentes que la PNR se fundó el 5 de enero de 1959 y recordó que sus antecedentes datan del Ejército Rebelde, cuando el entonces comandante Raúl Castro Ruz creó la Policía Rebelde y el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz la Policía Montada, ambas con la finalidad de aplicar las leyes revolucionarias e instaurar el orden en los territorios liberados. Tras la victoria de Enero la primera tarea de esta fuerza fue la búsqueda y detención de los esbirros de la tiranía que más tarde fueron juzgados por sus crímenes.

Posteriormente se proyectó un documental donde los condecorados apreciaron – con lágrimas en sus ojos – las crueles torturas a que fueron sometidos sus hermanos de lucha, incluidos algunos de ellos que aparecen como testimoniantes en la proyección del mismo y de otros ya fallecidos.

Al final escuché un dialogo entre dos de los pinos nuevos comentando las razones por las que hay que ser dignos herederos de esa generación y como ellos enfrentar con preparación y sin violencia, junto a la población y el resto de las líneas de trabajo del MININT cualquier manifestación que atente contra la integración y la soberanía de Cuba.

Lo más significativo del recorrido de los homenajeados y sus acompañantes, fue sin dudas, la entrada a la oficina desde la cual el Comandante Camilo Cienfuegos se comunicó con Fidel el 21 de octubre de 1959 para informarle acerca de los planes sediciosos de Hubert Matos.

En un momento de su conversación con el Jefe de la Revolución, el Señor de la Vanguardia le contestó en nombre suyo y de Jorge Enrique Mendoza: Por conducto del Diario Adelante, somos nosotros quienes decimos: “Gracias, gracias pueblo camagüeyano, tu presencia en el Campamento Agramonte ayudó a solucionar una nueva traición a la Patria, hombres habrá traidores pero pueblos no y menos Camagüey”.

Impecable está la pequeña oficina – remozada totalmente –, el teléfono y una foto gigante del Héroe, todo en un espacio muy pequeño. La parte de afuera forma parte del hermoso rincón histórico, todo un conjunto monumentario.

Una de las imágenes muestra al Comandante en Jefe a su llegada a Camagüey dirigiéndose al Regimiento Agramonte, seguido por la policía y el pueblo, convirtiéndose en la primera marcha combatiente espontánea del pueblo.

En otra foto junto a Camilo y Jorge Enrique Mendoza, aparece Fidel expresando textualmente: “Más que traidor, lo primero que te llamaría es ingrato. Ingrato porque no supiste tratar con lealtad las simpatías y los aplausos gratuitos que te daba el pueblo de Camagüey. Ingrato porque quisiste realizar una maniobra contrarrevolucionaria en la provincia más revolucionaria de Cuba; ingrato porque confundiste las simpatías del pueblo con la incondicionalidad; ingrato porque te endiosaste; ingrato porque te autosugestionaste con la misma propaganda que constantemente estabas promoviendo a favor de tu persona. [… ¡Y hombres traidores habrá, pero pueblos no!

Aquí aparecen textos en inglés y en español. El lugar podrá ser visitado no solo por turistas y nacionales, incluso los niños y adolescentes podrán ir a beber en la rica fuente de la historia. Considero que este es y será por siempre un sitio sagrado, un altar a la lealtad sin límites a una causa que no tendrá retroceso jamás.

Warning: No images in specified directory. Please check the directoy!

Debug: specified directory - http://www.adelante.cu/images/PNR:200:200:0:0

{flike} {plusone} {ttweet}