El traslado de uno de los hogares del municipio de Florida a un local más grande, la apertura de otro en Sibanicú, y la reparación capital de varias de las 13 instituciones de ese tipo existentes en el territorio, determinarán el aumento de camas para los internos, y en capacidades para la modalidad de estancia diurna.

Según datos facilitados por el doctor Jesús Regueira, jefe de la sección del Adulto Mayor, Asistencia Social y Salud Mental de la Dirección Provincial del MINSAP en Camagüey, hasta el momento existen mil capacidades en esos centros, con 157 además para los hogares de día.

Aunque esta es una de las provincias con un mejor índice en la disponibilidad de camas en esas instituciones en correlación con la población mayor de 60 años, todavía no se corresponde con la demanda potencial, pues son más de 142 mil los ancianos que viven en Camagüey. 

Por tal motivo, los esfuerzos no se concentran solamente en el rescate de los hogares institucionales, en su mayoría con una infraestructura sumamente deteriorada por el tiempo, sino también en estrategias para fortalecer el cuidado en la familia y los servicios de Geriatría, apuntó el funcionario.

A partir de septiembre, en más de la mitad de los policlínicos de la provincia se habilitarán aulas para la capacitación de los cuidadores de ancianos, tanto de familiares como de quienes lo desempeñan como opción laboral, en tanto se prevé la apertura de una nueva sala geriátrica en el hospital de Guáimaro.

Por su parte, a las 24 casas de abuelos existentes se sumarán dos más en los municipios de Camagüey y Florida en 2015, y en la localidad de Camalote, de Nuevitas, y también en la ciudad cabecera, otras dos para el año venidero, con las cuales sumarán 910 las capacidades en esa modalidad. 

Entre 2014 y este calendario se repararon en su totalidad esas  instalaciones, donde los asistentes permanecen durante el horario laboral, y se les dotó de mayor confort de acuerdo con las especificidades requeridas para la tercera edad.

Datos publicados por la AIN en abril de este año referencian que en Cuba hay más de dos millones de personas mayores de 60 años, un 19 por ciento del total de la población, lo cual ubica al país como el más envejecido de América Latina.   

{flike} {plusone} {ttweet}