La transmisión de voz y datos por una sola red es una de las posibilidades más importantes que ofrece la tecnología digital, pues resulta vital para el desarrollo de la conectividad a Internet, uno de los aspectos más demandados dentro de las proyecciones de informatización de la sociedad cubana.

   Según datos facilitados a la prensa por el departamento de Comunicación y Mercadotecnia de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) en Camagüey, las estaciones modernizadas permiten una mejora sustancial en la calidad y estabilidad de las comunicaciones.

   Además, servicios suplementarios de la telefonía fija como el identificador de llamadas y otros se sostienen sobre la tecnología digital, a la cual ya solo faltan por migrar seis pequeñas centrales en localidades de los municipios de Jimaguayú, Nuevitas, Guáimaro, Sibanicú y Santa Cruz del Sur.

   Sin embargo, el crecimiento en la instalación de teléfonos fijos, una de las mayores demandas de la población, aún es bajo, pues según explicó recientemente a la AIN Jesús Baladrón, director de ETECSA en Camagüey, la posibilidad de incrementarlos no depende solamente de las capacidades en las centrales.

   La ampliación de las redes de cables, de terminales y otros elementos necesarios para que el servicio llegue hasta las casas (planta exterior), se planifican en menor medida, de acuerdo con la política de la ETECSA de priorizar la telefonía móvil, señaló el directivo a propósito de la colocación de cuatro plantas digitales a finales de 2014.

   Datos publicados por Cubadebate señalan el país aspira a  crecer a un ritmo de 30 mil teléfonos fijos anualmente, pero sin alejarse de la tendencia mundial de migrar cada vez más hacia la tecnología celular.   

{flike} {plusone} {ttweet}