No es que dudara de las palabras de mis entrevistados, pero tuve que verlo con mis propios ojos, a estas alturas es difícil creer que el recubrimiento de las paredes de un estudio de radio fuera de cartones de huevo.

Sin acústica de ningún tipo y a riesgo de que en cualquier instante los oyentes escucharan las voces de los trabajadores del departamento contiguo o el ruido y las vibraciones del tren, salió al aire cada día de los últimos diez años La voz del Bayatabo.

“Las condiciones tan precarias nos permitían transmitir sólo 3 horas, de 7:00 a.m. a 10:00 a.m. Con una radio revista de variedades, un noticiero y un musical mexicano no llegábamos nunca a satisfacer las necesidades del público”, explica Mayrelis Basulto García, directora de la emisora.

En estas condiciones Roberto Estévez Chantada, un pichón de periodista porque iniciará la carrera en septiembre próximo, pero que ya ha incursionado como realizador de sonido, aprendió que a veces el empeño y el esfuerzo pueden hacer milagros. “Transmitir era muy difícil sobre todo porque era en vivo, sin climatización los equipos se calentaban mucho y la falta de acústica atentaba contra la calidad de los programas; pero incluso así no dejamos de salir al aire”.

Luego de mucho pedir un nuevo local y cediendo en importancia ante otros que reclamaban su prioridad, lograron incluirse entre las obras del 26 de julio en el municipio, al ser Minas la sede del acto provincial por la efeméride.

“En enero próximo hubiéramos tenido que cerrar y todo el equipamiento sería trasladado a otro lugar porque estaban subutilizados, pero por suerte ante el empujón del Primer Secretario del Partido en la Provincia se motorizó el Gobierno del municipio, y nos dieron el edificio perteneciente a las oficinas de la base de taxis que estaba en desuso y en fase de derrumbe.

“En el mes de abril comenzaron las reparaciones que no han sido pocas ni fáciles, todos los trabajadores nos hemos integrado a la brigada y eso sin dejar de salir al aire”, comenta Mayrelis.

Durante la visita de Adelante a la nueva casa ya estaban listos los dos estudios con falso techo, puertas y doble paredes necesarias para la acústica y las oficinas; se trabajaba en el fino y la pintura de la fachada y en el enchape de la escalera.

Cuando ETECSA y la OBE coloquen las líneas telefónicas y de conexión a Internet, y se realicen las instalaciones eléctricas, lo más preocupante porque depende de manos ajenas, los mineños podrán disfrutar de una nueva y más variada programación.

“A partir de este mes pensamos extender hasta seis las horas de transmisión. De acuerdo con los estudios de público que hemos realizado en los últimos años se incluirán programas infantiles, dramatizados de corte policial los fines de semana, un espacio dedicado a problemáticas juveniles, radio revistas de orientación a la familia, a la mujer y al adulto mayor, musicales de variada índole, un programa de facilitación social, entre otros”, añade la directora de la emisora.

“Incrementar la parilla de programación será un reto para nosotros porque debemos estar en consonancia con lo que el pueblo quiere escuchar, habrá que trabajar más y mejor- agrega Roberto. Ya estamos enfrascados en el diseño de los nuevos espacios, después quedaría que lo apruebe la Dirección Provincial de Radio”.

La voz del Bayatabo dice por fin adiós a los cartones de huevo; en la nueva casa no habrá que preocuparse por ruidos o carencias de espacio sino por ganar en audiencia cada día.

{flike} {plusone} {ttweet}