La Cátedra, que inició su accionar en el 2002, entregó ahora 74 diplomas de graduados, 22 del Curso Básico y 52 del de continuidad. También estimularon a los tres mejores estudiantes de este período lectivo: Nidia Labrada Machado, Dalicia Madera Núñez y Ketty González Toledo.

En la actividad igualmente recibieron reconocimientos un grupo de profesores y colaboradores de la UC y la Universidad de Ciencias Médicas “Carlos J. Finlay”; así como de la Dirección Provincial de Salud Pública, la Asociación de Pedagogos de Cuba y la CTC, todos con destacada participación en el funcionamiento de este curso.

Por su parte, las palabras centrales de la gala estuvieron a cargo de la MS.c Altinái Martínez Carreras, presidenta de la Cátedra y Directora de Extensión Universitaria en la alta casa camagüeyana.

Una de las señoras graduadas del Curso de Continuidad, Iris Valentina González, comentó que “concluir satisfactoriamente esta sabia preparación, no significa para nosotros obtener un título de licenciado o algo así, sino que representa el beneficio de tener una mejor calidad de vida, en aspectos como la alimentación, comunicación, cultura general integral, manera de vestir y comportamiento en la sociedad y especialmente en la familia”,

Élcida Roque López”, quien atiende el proyecto por la CTC, valoró que “este proceso escolar ha sido superior al resto, pues aunque necesitamos mucha más vinculación de otros sectores, entre ellos el Instituto de Deportes (Inder) y Cultura, existió mayor integración de todos los factores que propician el desarrollo de una tarea, que debe incrementarse por el nivel de envejecimiento que posee la población cubana”.

Esta Cátedra Universitaria del Adulto Mayor, que posee además un aula en el Hogar de Ancianos “Manuel Ramón Silva” y no exige grado de escolaridad para ingresar en ella, siempre comienza su matrícula en septiembre e inicia con la docencia el primero de octubre, actividad a la que cada año se le suman visitas a lugares históricos de la nación.

Camagüey fue la cuarta provincia del país en abrir un centro de este tipo, desde que iniciara en Cuba la estrategia de superación a las personas de la Tercera Edad en febrero del año 2000, a favor de proporcionarles una digna vejez, una adecuada reinserción familiar y comunitaria y realizar sus proyectos de vida.

{flike} {plusone} {ttweet}