El ingeniero Rolando González, director de inversiones de la entidad, anunció, además, el inicio de las labores de desbroce y acondicionamiento para el montaje de ocho generadores, previstos para una segunda etapa como parte de la infraestructura energética del lugar, caracterizado por atractivas y hermosas playas.

En ese entorno, enlazado por tierra a través de un pedraplén de 27 kilómetros que se une con Cayo Romano hasta Playa Jigüey, laboran distintas fuerzas, liderada por la Unidad Construcciones Militares, con el propósito de crear condiciones para la ejecución de instalaciones hoteleras y de otro tipo.

Dijo el directivo que el primer trimestre del 2015 lo dedicaron a enfrentar las zonas de bajo voltaje, período en que se eliminaron 123, a restablecer áreas del alumbrado público con problemas y a dar respuesta a planteamientos de electores, realizados en las reuniones de rendición de cuenta con los delegados del Poder Popular.

Todo lo anterior sin descuidar la eliminación de cinco tendederas, tres en la ciudad de Camagüey, una en Minas y otra en el lugar conocido por El Polígono en el municipio de Nuevitas. Este proceso atraviesa hoy dificultades de recursos, fundamentalmente de aisladores y conductores.

No han cesado en las faenas de electrificación de seis asentamientos rurales, carentes de este servicio en el municipio de Minas; en Guáimaro (Los Gagos y los Barranco); camino de La Torre en Florida; y en Carlos Manuel de Céspedes: San Pablo y Rabelo, según la fuente.

Para el presente año, Camagüey inició con un programa de 254 inversiones, las que han crecido hasta 316 ante nuevos problemas y con un monto en valores de 24 millones de pesos.

{flike} {plusone} {ttweet}