De la autoría de los también camagüeyanos investigadores Alfonso Zequeira Motolongo (iniciador de la obra fallecido) y el MSc. Alberto Alvariño Atiénzar, el libro recoge, testimonios textuales y gráficos que presentan al sencillo hombre en sus dimensiones humanas, desde el amante padre y esposo, confraterno dirigente sindical bancario, amigo fiel, y consagrado luchador revolucionario, centrado en una fisonomía de la que se deriva la acotación en el título a un pequeño gigante, a decir de su presentador el coronel de la reserva René Vallina Mendoza, quien lo valora como una obra monumental de este tipo de literatura.

En el prólogo del Máximo Líder de la Revolución Cubana, escrito el 28 de marzo del 2015, se destaca que  el fundador del Movimiento 26 de Julio en esta provincia se mostraba como un “… consecuente estudioso y predicador del pensamiento de José Martí hizo suyo el postulado de que el verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber. Desde hacía tiempo, él merecía esta obra que convoca a su lectura”.

Apuntó Fidel que desde su primer encuentro con este combatiente percibió en él al hombre con una sólida formación política, comprometido con la lucha, reconocido por su liderazgo sindical en el sector bancario y como organizador en el apoyo logístico al Ejército Rebelde, cuyas filas también integrara bajo las órdenes del Comandante Camilo Cienfuegos, quien al hablar en esta ciudad el 1ro. de mayo de 1959 expresara: "Gracias a él, la columna Antonio Maceo logró llegar hasta el Río San Pedro… salió con nosotros desde la misma Sierra Maestra. Diariamente salía a explorar, salía a buscar prácticos, salía a buscar comida, pues era uno de los pocos hombres que conocía la zona".

Con la presencia de su hijo – de igual nombre—nietos, compañeros de trabajo y de lucha, en la concurrida ceremonia, el propio Albariño expuso su satisfacción al cumplir el compromiso contraído con Zequeira, con Alfredito (así es igualmente nombrado el mártir) a quien conoció a lo largo del año 1957 y primeros meses del ´58, y sobre todo, con los camagüeyanos, por el legado que ahora puede poner en sus manos, a la vez que reconoció todo lo que se ha publicado con anterioridad, e igualmente expresó agradecimiento a las principales autoridades de la provincia, incluido el Tribunal Provincial, y a compañeros de lucha que le apoyaron en la conformación del libro.

Finalmente Ángel Arzuaga, vicejefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) reconoció la labor y el empeño de Alvariño para la elaboración del libro, y la valía de ello en medio del actual contexto internacional, donde algunos pretenden desconocer y reescribir la Historia Patria, de ahí que sea preciso investigar y divulgar la verdadera historia, sobre todo entre las masas de jóvenes cubanos.  

Este sábado igualmente fue presentado el libro en el Museo Provincial Ignacio Agramonte, y el lunes están previstos para las 9:00 a.m. el Instituto Preuniversitario Álvaro Morell Álvarez, y posteriormente en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz.


{flike} {plusone} {ttweet}