La ingeniera Alina García Chaple, quien se encuentra al frente de esa dependencia de la Empresa Geominera Camagüey, declaró que se han sumado al esfuerzo por poner en alta esa línea de producción, en el más corto plazo posible, especialistas y obreros de la antigua fábrica de níquel Comandante René Ramos Latour, de Nicaro, en Holguín.

De acuerdo con los planes concebidos este enclave tiene la responsabilidad de asegurar en el 2015 unas 5 000 toneladas de zeolita, en el rango de 1 a 3 y hasta 4 milímetros de granulometría, con destino a la elaboración de fertilizantes en la industria química “Revolución de Octubre”, de Nuevitas.

Unido a ese valor tangible es apreciable, además, el significado económico, visto desde la óptica de no tener que trasladar el mineral hacia la norteña ciudad industrial y portuaria desde otros puntos lejanos del centro y el oriente del país.

Fuentes consultadas indicaron que los especialistas holguineros capacitarán a los trabajadores de la planta de zeolita con el propósito de aumentar la efectividad productiva, luego del mantenimiento.

Un despacho reciente de la Agencia de Información Nacional (AIN) indicó que los trabajos en marcha actualmente comprenden mejoras en los hornos secadores, en las zarandas, destinadas a la clasificación del mineral, tolvas receptores y de almacenamiento, molinos, elevadores, bandas transportadoras y otros elementos de la cadena tecnológica.

Alina explicó que mantendrán los niveles de producción de carbonato de calcio, considerado un aditivo esencial para la alimentación animal en aves, cerdos y otros animales, así como para la mezcla del mineral con cemento P350, de gran demanda en el sector de la construcción.

La propia ingeniera dijo que el colectivo tiene el compromiso de transformar el entorno en un lugar agradable, pintado y con resultados productivos para recordar la visita de Fidel Castro a esa planta, ocurrida el 25 de Julio de 1989, en ocasión de ser Camagüey la sede nacional conmemorativa por los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, de Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente.

{flike} {plusone} {ttweet}