Fidel Sosa, director de Operaciones de la entidad, dijo a Radio Santa Cruz del Sur que en estos meses la especie se manifestó de forma favorable, pues de 100 toneladas estimadas se logró sobrecumplir la extracción y alcanzar la meta del año con antelación.

En las labores de pesca intervienen ocho embarcaciones con su base en este poblado marinero del sur de la provincia de Camagüey.

Realizada por el método de arrastre, la captura comenzó en enero de este año y se extenderá hasta junio.

Nazario Luis Banté, biólogo marino de EPISUR consultado por la AIN, explicó que la alta manifestación del camarón responde a un elevado desove y a condiciones climáticas favorables, sobre todo porque en los últimos años no ocurrieron eventos meteorológicos que alteraran el habitat de la especie.

Todo ello propició que las larvas se desarrollaran sin contratiempos y alcanzaran la talla comercial en 18 meses o menos, señaló.

La veda se implanta cada año de mediados de junio a diciembre.

En este momento el camarón se cotiza internacionalmente a cinco mil 600 dólares la tonelada, según fuentes de internet, y el capturado en Santa Cruz del Sur se destina casi totalmente a la exportación y la venta a instalaciones de turismo.

La principal zona de pesca en Cuba se localiza en mares al sur de la región central, desde Manzanillo hasta Cienfuegos.

Con más de 800 trabajadores, unos 300 pescadores, EPISUR también se dedica a la captura de langosta y pepino de mar, igualmente dirigidos a la comercialización exterior, y diferentes  especies de escama.

En Santa Cruz se desarrolla, además, la camaronicultura, que en 2014 completó mil 160  toneladas extraídas de los estanques de cría y engorde, resultado anual que es el mayor desde la creación de la entidad en los años 80 del pasado siglo.    

{flike} {plusone} {ttweet}