Jorge Luis Almanza Rodríguez, administrador de la instalación ubicada en esta ciudad, dijo a la prensa que ello forma parte de la modernización total que emprendió la planta hace tres años y posiblemente concluya este.

   La obra agilizará la producción, pues no será necesario trasladar la materia prima en vehículos hasta el Cándido González.

   El molino se beneficiará, además, con dos básculas digitales, una para pesar el arroz que entra a la instalación y la de ensacado del producto listo para el consumo por la población.

   En los últimos años el Cándido González transformó completamente el equipamiento tecnológico de la molinería, y desde mediados de diciembre pasado funciona con una elevada eficiencia y calidad del arroz beneficiado.

   Las inversiones principales fueron tres descascaradoras, tres mesas densimétricas para favorecer la limpieza, una zaranda y seis máquina de pulido del grano.

   Almanza señaló que en los próximos días la industria detendrá las operaciones para realizar un mantenimiento ligero a los equipos y sistemas y emprender de nuevo el trabajo en mayo con el comienzo de la cosecha del cereal.

   La Empresa Ruta Invasora también modernizó el molino José, Tato, Rodríguez Vedo, igualmente en esta ciudad y uno de los tres mayores de Cuba, reparó el que estaba desactivado, construyó uno y realiza inversiones en otro.

   Además de mejoría y aumento de capacidad en la molinería, la entidad crece en instalaciones para el secado del arroz, incorpora modernos tractores y combinadas y arregla caminos y sistemas de irrigación, a fin de incrementar la producción del grano y con ello seguir reduciendo las importaciones.

{flike} {plusone} {ttweet}