CAMAGÜEY.- Con un espacio académico inició, en la Universidad Médica, el capítulo camagüeyano de la XII Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia (JCCHT). El taller Sexualidades y derechos: Hacia una reflexión que nos comprometa, convocó a estudiantes y profesores de las casas de estudios camagüeyanas y de la enseñanza preuniversitaria. Durante dos días, se les formará para que a su vez transmitan, en sus entornos, visiones no binarias ni prejuiciadas de la sexualidad.

 

Ese primer momento aquí expresa una de las esencias de las JCCHT, la formativa, pues la celebración anual constituye uno de los muchos resortes educativos del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex). Así lo definió, en conferencia de prensa, Manuel Vázquez Seijido, coordinador nacional de las jornadas: “Paralelamente a los cambios en las normas jurídicas tenemos que impulsar el de mentalidades, promover procesos de diálogo a nivel social”. Haberlo hecho hasta hoy, opinó, influyó mucho en que tengamos hoy una Constitución que reconoce el principio de igualdad proscribe la discriminación, entre otras visiones emancipadas; y no solo influimos en el texto Constituconal, sino en la población que dio el sí en el referendo, opinó.

Por la misma cuerda, para continuar poniendo ciencia y argumentos en función de una sociedad inclusiva, mañana, en la misma sede, habrá un intercambio académico con Vázquez Seijido, quien es vicedirector del Cenesex, y con su directora, Mariela Castro Espín.

La agenda en esta provincia también incluye actividades culturales que ayudan a llevar los mensajes de respeto y amor a más personas, desde otras expresiones. Aquí ocurrirá este jueves 16 a través de una exposición en el Consejo Provincial de Artes Plásticas y de la obra Farándula, de Jazz Vilá Projects, en la noche, en el Teatro Avellaneda.

El 17, Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, activistas de todo el país protagonizarán un festival deportivo, y en la noche, el Teatro Principal acogerá la gala cubana contra la homofobia y la transfobia de este año.

En el diálogo con la prensa Mariela Castro Espín insistió en que la motivación de las Jornadas, y del Centro que representa (uno de los especializados científicos del Ministerio de Salud Pública), no será nunca poner grupos de individuos por encima de otros, ni molestar a nadie. Recordó que la fecha se señaló porque ese día de 1990 la homosexualidad fue eliminada por la Organización Mundial de la Salud de la lista de enfermedades mentales y que casualmente en el país se celebra también el 17 de mayo el día del campesinado cubano, mas no tienen por qué verse contradicciones, siendo ambos hechos de justicia social. “Es esa justicia social la aspiración del Cenesex” y de la Revolución cubana. Las luchas por la justicia social no se contraponen”, sentenció.

La también diputada añadió que cada año se celebra, en estas ocasiones, “cada pasito que damos” hacia una sociedad más inclusiva, que es también una sociedad más libre, porque la discriminación, los estereotipos, nacen de relaciones de dominación.

Justo el Día Internacional de las Familias, Camagüey inicia sus actividades como sede nacional de una Jornada contra la Homofobia y la Transfobia, que este 2019 se inscribe en la campaña Reescribe la Felicidad y tiene como lema Todos los derechos para todas las personas, a tono con los recientes cambios en la carta magna y el proceso de actualización del Código de Familias.