CAMAGÜEY- En la Unidad Empresarial de Base (UEB) Macho Vacuno, de la Empresa pecuaria Maraguán, se aplica con éxito una novedosa suplementación de la alimentación en la ceba estabulada de toros, al incorporar en su dieta base el suministro de agua de mar.

Juan Aróstegui Rodríguez, director de la UEB, perteneciente al Grupo Empresarial de Flora y Fauna, informó a Adelante Digital que actualmente se le mezclan tres partes de agua dulce con una extraída del mar y se la dan de beber como agua común a los toros que tienen en las naves para la ceba final, además de rociarla a las plantas proteicas.

Aróstegui Rodríguez explicó que se aventuraron en este experimento ante la necesidad de sustituir la melaza y conociendo que el contenido de la sal en Na (sodio) y en Cl (cloruro), son elementos esenciales para evitar la deshidratación, favorecer la digestión y la asimilación de los alimentos, mejorando el estado de salud de los animales en general.

“Los animales la consumen muy bien. Todos los días nos traen una pipa de agua desde el municipio Santa Cruz del Sur. El litro tiene un costo de 20 centavos en moneda nacional aproximadamente, por lo que es costeable. Las razas que actualmente cebamos son Santa Gertrudis, Charol y Brangus, además de los mestizos que compramos a los campesinos.

El agua del mar, la cual contiene todos los elementos naturales conocidos por el hombre como: ácidos nucleicos, ADN en suspensión, aminoácidos esenciales, proteínas, grasas y 118 elementos de la tabla periódica, además de fitoplancton y zooplancton, que son proteínas puras, omega 3, carbono y miles de bacterias no patógenas. Las misma es sin dudas una gran desconocida, a pesar de todas sus propiedades y del gran potencial que puede llegar a tener su aplicación en múltiples usos.

“Para asegurar la alimentación tenemos 86 caballerías de tierras, de ellas 54 con riego para los pastos y forrajes. Morera, moringa, titonia, caña, miel y pienso, y ahora el agua de mar es parte de la dieta que le suministramos. Contamos con 1125 animales, de ellos 600 en la ceba final en las naves, los que salen con destino a la industria con unos 400 kilogramos de peso aproximadamente. El ritmo en la ceba es 500 a 600 gramos diarios”.

La UEB Macho Vacuno, parte también del proyecto Cárnico Camagüey, es una unidad en desarrollo, la cual aspira para el año 2021 asumir 5 mil toros estabulados en las naves para la ceba.