CAMAGÜEY.- Cumplir 60 años es el motivo ideal para congregar la historia y acudir a las memoria, así lo quiso Adelante, al reunir una vez más generaciones diferentes, jóvenes, jubilados y trabajadores de varias épocas del periódico camagüeyano.

Risas, anécdotas picantes, añoranzas de una juventud que peina canas y tristeza por los que ya no están, estuvieron presentes en la voz de sus protagonistas que rememoraron  hoy el pasado.

“El periódico es una familia”, sentenció José Gilberto Valdés, quien moderara el conversatorio donde se mezcló la frescura de los nuevos retoños y la experiencia de periodistas como Armando Boudet, Pedro Paneque, Raiza Mestril, Miguel Febles, María Antonia Borroto, Jorge Luis Betancourt, Juan Córdoba entre aquellos que aún construyen hazañas en los pasillos de Adelante.

“En tantos años de periodismo podemos hacer historias antiguas, medievales y contemporáneas, dijo en tono jocoso el maestro de muchas generaciones Eduardo Labrada, vivimos épocas difíciles, nos tocó asumir cambios ideológicos y en su momento tecnológicos, pero aquí estamos” y abrió entonces una pregunta para los más jóvenes de la sala.“¿Qué periodismo quieren hacer?”

A su interrogante Félix Anazco Ramos, a cargo de la página deportiva, respondió: “el trabajo que sueño tiene mucho que ver con las anécdotas que escuché hoy,  hacer las cosas diferentes es un reto cada día, acompañar a Cuba en los cambios que hace y permanecer aquí hasta que se seque el malecón es mi mayor aspiración”.

En las palabras de Armando Boudet el eterno director y el agradecimiento de Carmen Luisa Hernández Loredo, Jefa de Información del medio de prensa, a todos los que pusieron su granito de arena para llegar con total vitalidad a los 60 años, estuvo el punto final del evento que se repetirá una y otra vez mientras siga Adelante acumulando vivencias que formarán parte de un pasado para contar mañana.