CAMAGÜEY.- Este domingo 2 de diciembre será la asamblea provincial previa al X Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y delegadas camagüeyanas evaluaron el sábado en la comisión económica las múltiples aristas de trabajo que permitan una superior incidencia de las féminas en el desarrollo del país.

La importante gestión que en materia de eficiencia se encara en Cuba, sometida a las secuelas de un bloqueo agudizado con la actual administración norteamericana, busca nuevos resortes que permitan elevar los indicadores productivos, en especial aquellos que generan ingresos de divisas, sobre todo los que sustituyan importaciones.

Una delegada del municipio sureño de Vertientes, consideró necesario que la zafra recién iniciada en su localidad tenga los rendimientos previstos, por la repercusión que tiene el azúcar y las mieles en los compromisos cubanos, y cómo la mujer vinculada al sector puede apoyar ese propósito con un superior protagonismo.

Tania Echevarria, presidenta de un Consejo Popular en Minas, alertó de cuánto avanza un polo agrícola allí, que permite el autoabastecimiento de los habitantes de su comunidad, y donde las federadas ponen también su granito de arena en los resultados.

El papel de los Trabajadores por Cuenta Propia (TCP) en el nuevo diseño laboral, fue incorporado por una representante de esta ciudad cabecera, quien remarcó las urgencias en la creación de un mercado mayorista, elemento que pudiera resolver definitivamente los problemas con los altos precios de los artículos a la venta por este sector, y eliminar las indisciplinas en la adquisición de las materias primas, la mayoría obtenida por desvíos de recursos del Estado.

Sobre el uso de fuentes renovables de energía versó la intervención de Josefa Rodríguez, de Jimaguayú, la que ponderó el uso de la tracción animal en las labores del campo, y el aporte de las mujeres en la extracción de leche de cabra, que por sus potenciales constituye un alimento altamente cotizado, y puso como ejemplo a mujeres que logran acopios superiores a los mil litros.

La sustentación financiera de la organización, fue otro de los temas abordados, los métodos y formas que permitirán una mayor viabilidad en se sentido, arguyó Milagros R. Zapata, de Sierra de Cubitas, quien instó al resto de sus colegas a hacerse sentir más, a elevar la participación en una esfera donde el país no logra sostener crecimientos que permitan el deseado despegue.

De Sibanicú llegó una delegadaque habló sobre una experiencia con próxima aplicación relacionada a la incorporación de las féminas a la producción de alimentos, y con la creación de fuentes de trabajo, por la existencia de una masa laboral femenina dedicada en lo fundamental a las labores del hogar.

Un elemento especial fue la presencia de la multicampeona del martillo, Yipsy Moreno, miembro del Consejo de Estado, la que significó “el orgullo que siento de cumplir este mandato del pueblo, y ser también federada en momentos en que nuestra Cuba libra una fuerte batalla frente al imperio”.