CAMAGÜEY.- Un estudio cuyos resultados deben ser tenidos en cuenta a la hora de proyectar y levantar otros nuevos asentamientos humanos, con el fin de aplicar técnicas encaminadas a enfrentar la naturaleza y aun otros peligros epidémicos y tecnológicos, fue evaluado en el área del asentamiento Los Coquitos, al norte de la ciudad de Camagüey, a través de una investigación presentada en un Foro Científico efectuado por especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente en el territorio.

Las investigaciones calificaron el comportamiento de indicadores y medidas propuestas en los Estudios de Protección, Vulnerabilidad y Riesgos,(PVR), a través de un levantamiento y caracterización del fondo habitacional del nuevo asentamiento. Se reconoció que el 81 % de las obras son edificios de dos a cinco niveles, así como un determinado número de viviendas cubiertas con tejas de zinc, por lo que la vulnerabilidad estructural del asentamiento es baja, dada el predominio de tipologías constructivas en buen estado técnico, aunque, señalan los datos obtenidos, que aún sin haber concluido la construcción de este nuevo barrio ya se observan deterioros en viviendas aisladas y edificios multifamiliares.

En los riesgos detectados aparecen las líneas aéreas de distribución eléctricas y telefónicas con un determinado número de tendederas. Por otra parte la presencia de microvertederos, enyerbamiento y aguas estancadas, anuncian el peligro de inundaciones por intensas lluvias.

En este punto debe prestarse atención a los períodos de lluvias y mantener vigilancia sobre los niveles de agua del canal que atraviesa la comunidad, pues este era el cauce de un arroyo que cruzaba la zona y con los pronósticos del incremento en la frecuencia e intensidad de la lluvia, la saturación no podrá ahora, como lo hacia antes, expandirse sobre el terreno por lo que al alcanzar el canal su máxima capacidad de llenado podría provocar inundaciones en las viviendas que fueron construidas a lo largo del mismo.

También se deduce de los resultados del estudio de PVR Tecnológico, que ninguna de las instalaciones que manejan sustancias peligrosas ubicadas en el consejo popular Garrido-La Caridad afectan al nuevo reparto, pero eso sí, la existencia de microvertederos, la presencia de malezas y aguas estancadas en el asentamiento lo hace altamente vulnerable a la proliferación de vectores transmisores de enfermedades a los seres humanos.

Entre las recomendaciones para enfrentar riesgos y desastres la investigación del Citma ha dictado una serie de medidas, para Los Coquitos, entre las que se encuentran la de realizar un plan de mantenimiento emergente para evitar que empeore el estado técnico constructivo de las viviendas con afectaciones en este asentamiento; que al concluir la pavimentación de los viales se garanticen las vías de evacuación de las aguas; eliminar las tendederas que aún existen en la zona de viviendas aisladas; mantener en buen estado técnico la vía férrea próxima a este reparto y adoptar las acciones preventivas y de respuesta ante la ocurrencia de un accidente catastrófico del transporte por el traslado de sustancias tóxicas peligrosas, así como eliminar los microvertederos y lograr una recogida periódica de los desechos por parte de Comunales.