SANTA CRUZ DEL SUR, CAMAGÜEY.- Con el objetivo de proteger la biodiversidad de especies que habitan en el Parque Nacional Jardines de la Reina, funciona la Estación Biológica Cayo Caguama, perteneciente a la Empresa Nacional de Flora y Fauna.

En este islote, situado a 50 kilómetros de Santa Cruz del Sur, varios profesionales laboran por el cuidado de la jutía conga, la iguana cubana, el cocodrilo americano y otras variedades de animales marinos y terrestres.

Todo tiene que ver con el ecosistema marino costero que comprende desde el arrecife frontal, hasta la primera línea de costa y los organismos que allí habitan, según expresó Eviek Reyes Pupo, especialista principal del centro de monitoreo.

Allí diez hombres se dedican a realizar proyectos para la conservación de las especies y además se encargan de hacer señalizaciones en aras de indicar las distintas actividades a desarrollar en el área, la cual constituye un sitio dedicado al turismo de naturaleza.

Asimismo en Cayo Caguama se acometen acciones como los recorridos sistemáticos diurnos y nocturnos, conocidos como playeos, donde se vela en los meses de abril hasta septiembre por la favorable anidación de las tortugas marinas.

Además estos profesionales dirigen proyectos de educación ambiental como el Círculo de Interés Amigos de la Flora y la Fauna, Con olor a guardarraya y el Festival Nacional de las Tortugas Marinas, que cada año se efectúa en el sur camagüeyano en aras de crear conciencia en los pinos nuevos sobre la protección de estos galápagos.

Cayo Caguama cuenta con más de cinco kilómetros de playa y forma parte del denominado Laberinto de las Doce Leguas, en él los especialistas de la Estación Biológica laboran por la protección del medio ambiente desde el Parque Nacional Jardines de la Reina.