CAMAGÜEY.- Caleb Main Alemán es uno de esos niños de esta provincia que durante los meses de verano combinó entretenimiento y aprendizaje, al asistir cada viernes a las actividades del Taller Pasos con Payasos: un recorrido por el siglo XXI, desarrolladas en el Centro de Interpretación del Patrimonio de Camagüey.

Liderado por la Oficina del Historiador de la Ciudad, este proyecto surgió hace cinco años y tras contar ahora con la participación de la delegación de base de la Unión de Informáticos de Cuba en la Universidad de Camagüey y el financiamiento de la Agencia de Cooperación Suiza para el Desarrollo, el espacio tuvo como novedad, para la actual etapa vacacional, el uso de las nuevas tecnologías.

Según Marisleidis Pentón Rodríguez, especialista del Centro de Interpretación, con las tablet los pequeños visitan de forma virtual los sitios emblemáticos del área declarada Patrimonio de la Humanidad, conocen la vida y obra de personalidades agramontinas y responden diferentes preguntas sobre la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe.

“Aquí siempre disfruto bastante de las travesuras de los payasos Cebollita y Florecita, pero ahora a través de fotos y los videojuegos educativos también puedo ampliar los conocimientos que recibo en la escuela sobre las plazas, parques e iglesias de la hermosa ciudad donde vivo”, contó el propio Caleb Main, quien lleva dos años sin faltar a esta cita.

Lograr que los camagüeyanos mediante la tecnología conozcan de una forma más atractiva los valores culturales e históricos de la Ciudad de los Tinajones y se motiven a preservar y proteger su condición de Patrimonio es el principal objetivo con el que nació el proyecto Sistema de Gestión de Información Patrimonial, merecedor este año del premio de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

Como perspectivas y debido a la repercusión positiva de Pasos con Payasos, Reynaldo Alonso Reyes, presidente de la UIC en Camagüey adelantó que luego del verano se organizarán nuevos talleres de interpretación esta vez dirigidos a otros actores comunitarios, funcionarios y cuadros.