CAMAGÜEY.- Lograr una mejor gestión ambiental, que enfrente la contaminación y el cambio climático y que propicie la gestión racional de los recursos naturales y un desarrollo económico y social sostenible, son algunos de los objetivos de la Estrategia Ambiental que implementa la delegación agramontina del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

La acciones ya realizadas de esta estrategia, prevista para el período 2016-2020, han permitido evaluar cerca de 1400 hectáreas de suelos y el monitoreo de su fertilidad. Solo en el 2017, a través del Programa Nacional de Mejoramiento y Conservación de Suelos, permitieron certificar más de 3 millones 200 mil de pesos cubanos por este concepto.

Asimismo dentro del proceso de entrega de tierras ociosas, se emitieron cerca de 13 mil certificos por los especialistas, lo que constituye una herramienta importante para preparar a los tenentes de tierra en cuanto al manejo y contención de especies exóticas invasoras y en la producción de alimentos, factor clave para la economía del territorio.

Según los registros del Citma, en la actualidad Camagüey cuenta con un patrimonio forestal cubierto en el 81 por ciento de la superficie potencial, que además registran un índice de boscosidad del 26,43 por ciento, por ciento superior al archivado en 2016.