CAMAGÜEY.- A un 90 por ciento de su capacidad total se encuentran los embalses de esta provincia, con una situación más favorable que en igual periodo del año anterior cuando solo acumulaban la quinta parte de todo su volumen por la intensa sequía que afectó al territorio.

Actualmente alivian 17 presas aunque las lluvias se comportan de manera normal para este mes de julio, considerado como el que menos precipitación aporta al período húmedo por un notable incremento de la intensidad del Anticiclón del Atlántico y de su influencia sobre la isla, según destaca el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet).

Sin embargo, en esta etapa ocurren chubascos y tormentas eléctricas, principalmente durante la tarde y primeras horas de la noche, asociadas al paso de sistemas migratorios de la zona tropical, tales como las ondas y las bajas tropicales, así como al calentamiento diurno, refiere el sitio digital de la citada institución.

Luis Mané, técnico A en manejo y desarrollo de los Recursos Hidráulicos, informó que la red de pluviómetros de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico de Camagüey reporta, hasta el momento, un acumulado de casi 800 milímetros (mm) de lluvias, que representa más del 60 por ciento del promedio anual en la provincia.

La actual situación contrasta con los registros de lluvias en julio del año anterior cuando las precipitaciones no alcanzaban los 500 mm, para solo un 37 por ciento respecto a la media histórica del territorio, correspondiente a mil 283 mm de lluvias.

Según reseña el sitio digital cubasí.cu, investigadores del Insmet vaticinaron que teniendo en cuenta la salida de los modelos consultados por el Centro del Clima y el criterio de expertos, se espera que en el séptimo mes de este año ocurran precipitaciones, con acumulados totales cercanas a lo normal en todo el país.