CAMAGÜEY.- Las innovaciones constituyen una forma de sustituir importaciones en Cuba y cubrir las carencias que atentan contra el desarrollo económico.

La Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR) nació como una vía de promover y orientar la iniciativa creadora de los trabajadores cubanos. Es una organización voluntaria y selectiva, desarrolla su actividad bajo la dirección de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y se rige por los estatutos de esta.

En Camagüey, la recuperación de un cargador en la Empresa de Soluciones Mecánicas, la obtención de una modalidad de queso crema, a partir de leche de búfala en la Empresa de Productos Lácteos, y la reparación de una torre de absorción en la Fábrica de Tejas Infinitas se cuentan entre los principales resultados del movimiento de innovadores en los meses transcurridos del 2018.

El próximo mes de octubre tendrá lugar en Cuba el evento internacional de mujeres creadoras y Camagüey estará representada con una selección de 30 trabajos, en ocasión de la Jornada del Innovador.

“Existe una mejoría con respecto a años anteriores en cuanto a la aplicación de las creaciones de nuestros obreros, no obstante podemos avanzar más en este sentido”, comentó Eliecer Pérez Busto, presidente de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR) en la capital provincial.