CAMAGÜEY.- Cuando faltan pocos días para culminar el presente curso escolar, los profesionales de la Educación Primaria en el territorio ya alistan su agenda en función de los retos que deparará septiembre. Elevar la calidad de la enseñanza de los escolares y la autopreparación del personal, están dentro de la listas de objetivos a mejorar.

El próximo calendario docente seguirá marcado por el Estudio Regional Comparativo Explicativo (ERCE), ejercicio evaluativo que demanda un fortalecimiento en el trabajo de esta enseñanza, fundamentalmente en las asignaturas de Matemática, Español y Ciencias Naturales.

A su vez, explicó Edelis Mena Castellanos, jefa del Departamento de Primaria en la Dirección Provincial de Educación, para la siguiente etapa lectiva se mantendrá el proceso de perfeccionamiento educativo, que ya muestra progresos en todos los centros camagüeyanos donde se implementa.

“Lograr en las aulas un aprendizaje que vaya más allá de lo reproductivo y darle paso a la creatividad de los pioneros, serán dos líneas esenciales en nuestro trabajo. Dependerá del esfuerzo común el éxito en todas las metas que nos proponemos”, agregó la directiva.

Alcanzarlo dependerá, sobretodo, de lo que se conciba en materia de formación vocacional y orientación profesional hacia carreras pedagógicas. En este sentido, resultan de vital importancia los egresados de la Escuela Pedagógica Nicolás Guillén, quienes, a pesar de no suplir todas las necesidades, son la mejor respuesta ante la falta de maestros.

Más de 48 000 escolares distribuidos en unas 440 escuelas, integran hoy la Educación Primaria en Camagüey, la cual se propone superar el 98% de promoción en el calendario docente que casi culmina.