CAMAGÜEY.- El perfeccionamiento empresarial constituye un proceso que se ha estado desarrollando desde hace algunos años, de manera gradual en varias empresas del país.

Resulta un cambio en la organización y dirección de la economía cubana. El procedimiento tiene como objetivo incrementar la eficiencia y competitividad de las empresas, mediante el otorgamiento de facultades y establecimiento de las políticas, de hecho las que incitan a cambios organizativos entre los empleados.

El pasado 21 de junio se publicaron en la Gaceta Oficial No. 58 del 13 de diciembre de 2017, el decreto - ley 334 y los decretos 334, 335 y 336. En el primero y el decreto No. 334 son precisados los movimientos organizativos del sistema de dirección y gestión empresarial cubano y la actualización de directivos de empresas en la generalización de facultades.

El decreto No. 335 se encarga de recoger las funciones de las Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE), empresas y unidades empresariales de base, así como los límites, prioridades y gestiones que plantea la ley.

Mientras, el decreto No. 336 regula las relaciones de las OSDE con el Consejo de Ministros, los Órganos Estatales Nacionales, los Organismos de Administración Central de estado y otras instituciones, de modo tal que cada uno pueda ejercer mejor sus funciones.

En Camagüey existen 97 empresas que constituyen fuentes de integración al proceso, de ellas 29 emplean actualmente el perfeccionamiento; otros dos establecimientos se encuentran transitando por una etapa de diagnóstico y experimentación con respecto a ello.

En la provincia radican 60 unidades empresariales de base que se subordinan a empresas nacionales ya familiarizadas con este proceso, por tanto estas unidades también aplican este perfeccionamiento empresarial.

El sistema empresarial de la administración local está conformado por 33 empresas que integran este sistema, de ellas aplican el perfeccionamiento siete y dos se encuentran en proceso.

Las principales dificultades por las que atraviesa la implementación de este proceso son el aval de la contabilidad y la concientización sobre la necesidad que supone desarrollar este perfeccionamiento, apuntó el MsC. Luis Hinojosa Torres, director de la Dirección de perfeccionamiento empresarial en la provincia, en una conferencia magistral desarrollada en el Centro de Convenciones Santa Cecilia.

Evidentemente, aunque existe un avance con respecto a la actualización del perfeccionamiento empresarial, todavía quedan detalles por aplicar.