CAMAGÜEY.- Con cuatro razas de alto rendimiento cárnico la Unidad Empresarial de Base El Macho Vacuno, perteneciente a la Empresa Pecuaria Maraguán, es actualmente una de las más destacadas en la entrega de carne de primera calidad a la industria en el territorio.

Según declaró Rogelio Agüero Caballero, director de esa UEB, el objeto social de la entidad es la ceba de toros para optimizar su peso antes de ser sacrificados para su comercialización, fijado en 380 kilogramos, pero con un real actualmente de 415 kilogramos por cabeza.

La Charolais F1 y la Brangus son de las más destacadas, porque de esta última cada animal en su pico de desarrollo puede llegar a incrementar mil 80 gramos por día, explicó.

De igual forma se refirió al toro criollo y a la Santa Gertrudis, ambos también de alto porcentaje de conversión cárnica, en cada caso sobre la base genética del cebú, de donde se obtienen esos especímenes.

Con 19 naves concluidas actualmente, El Macho Vacuno prevé contar con 21 de esas instalaciones en pos de poder cebar paralelamente dos mil 500 animales, y en vísperas de alcanzar las cinco mil al año cuando alcancen su plenitud de desarrollo.

La UEB es parte del Proyecto Cárnico Maraguán, entre Cuba y Venezuela, nación esta que aportó la parte del financiamiento en divisas a través de su Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, y la Fundación Tierra Fértil, con el objetivo de fomentar aquí el desarrollo ganadero proyectado por Fidel Castro.

Aquí hemos llegado a tener hasta 850 cabezas de ganado, logros que nos han permitido obtener ganancias de hasta siete millones de pesos en 2017 y nuestras utilidades ascendieran a 54 mil pesos, explicó Rogelio Agüero.

Ubicado en el municipio de Vertientes, El Macho Vacuno es una unidad que integra la mano de obra de 85 trabajadores, de ellos 13 mujeres, y de los cuales unas 11 familias fueron beneficiadas con la construcción de viviendas cerca de los terrenos de la entidad, aspecto que dio mayor vida a esa comunidad rural.