NUEVITAS, CAMAGÜEY.- Tras cuatro meses de la avería ocurrida en la Termoeléctrica 10 de Octubre de este municipio, los tres bloques afectados en la planta ya están en funcionamiento y sincronizados al Sistema Electroenergético Nacional (SEN) con un aporte de 335 megawatt-hora (MW/h).

Erik Milanés Quinzán, director de la entidad, explicó que la incorporación de esas unidades constituye una importante contribución, ya que se produce energía eléctrica con crudo nacional que es más barato.

Puntualizó que actualmente la eficiencia del consumo en la carga de generación es mejor que antes de la avería, pues se comporta de manera normal aunque no es la óptima.

Para completar la capacidad total de 360 MW/h que tiene la termoeléctrica, todavía hay que realizar acciones en los bloques cinco y cuatro, los cuales aportan hoy 105 y 110 MW/h respectivamente, indicó el directivo, al tiempo que destacó que el bloque seis, disponible a 120 MW/h cuenta con mejores condiciones técnicas. 

Milanés Quinzán apreció además la labor de los trabajadores que hicieron posible la rehabilitación de la planta (afectada tras un recalentamiento eléctrico que provocó un incendio), quienes procedían de las centrales del Mariel, la del Este de La Habana, en Santa Cruz del Norte, y la Felton, en Holguín, junto a los de la Empresa de Servicios Técnicos de Cienfuegos (ESTEC).

De igual modo valoró el apoyo de los colectivos de la Empresa de Grupos Electrógenos y Servicios Eléctricos (GEYSEL) de las provincias de La Habana, las Tunas y Camagüey, junto a los de la Empresa Geominera de Pinar del Río e Isla de la Juventud.

En la reparación participaron también especialistas de las empresas de Mantenimiento a Centrales Eléctricas (EMCE), de Construcción de la Industria Eléctrica (ECIE) y las organizaciones básicas eléctricas de la provincia de Camagüey y el municipio de Nuevitas.

Actualmente la “10 de octubre” está sometida a otras labores de rehabilitación en sus estructuras y su imagen para dar vitalidad a la central y confiabilidad a todo el equipamiento, las cuales se extenderán hasta el próximo año por la magnitud de los trabajos que se realizan.