CAMAGÜEY.- Con la acertada idea de actualizar los temas relacionados con la perinatología, neonatología y la atención a la materna en estado crítico, todo vinculado al impacto de los nuevos protocolos a seguir en cada caso, se concibió y transcurre desde hoy y hasta mañana la XL Jornada Provincial de Ginecología y Obstetricia 2018, en esta ciudad.

No es obra del azar que el hospital materno infantil Ana Betancourt, líder por excelencia de estas citas científicas anuales, segundo de su tipo en Cuba y donde los partos superan los 6 000 como promedio anual, no reporte ni muertes infantiles ni maternas en lo que va de año, y aunque se requiere de más tiempo para valorar esas novedosas indicaciones ya se va demostrando la valía del proceder médico cotidiano.

El Dr. Sigfrido Valdés Dacal, director del hospital materno infantil Ana Betancourt y presidente del Capítulo de Ginecobstetricia en esta provincia, dijo a la prensa que el retardo del crecimiento intrauterino era una causa de muerte fetal y neonatal, algo que ha disminuido de una manera notable a partir de los nuevos protocolos implementados, y lo mismo ocurre con el manejo actual de la amenaza de parto pretérmino.

Otro aspecto positivo, añadió, es el accionar en pos de reducir las hemorragias a la hora del parto, y también en las variables de ventilación con resultados favorables en los neonatos.

En cada una de las exposiciones mediante conferencias, mesas de discusiones coordinadas o poster digitales, primó la investigación exhaustiva, el profesionalismo y la intención de mejorar la calidad de los servicios en un gremio de diversas generaciones y algo muy importante, el intercambio propiciado entre ginecólogos y obstetras de la provincia, además de, neonatólogos, anestesiólogos, intensivistas, clínicos, genetistas y otros especialistas afines, lo que enriqueció el caudal de conocimientos, en este encuentro que sesiona en el Parque Botánico camagüeyano.